Mozaga

MOZAGA, UN REMANSO DE PAZ EN EL INTERIOR DE LANZAROTE CON UNO DE LOS PAISAJES MÁS SORPRENDENTES DE LA ISLA

Alojamientos en Mozaga

Lanzarote es hermosa se mire por donde se mire. Por eso te proponemos buscar alojamientos en Mozaga y descubrir este encantador pueblecito en pleno centro de la isla, donde la naturaleza y el paisaje son sencillamente espectaculares. Y una de las señas de identidad de Lanzarote. Una oportunidad única para conocer la verdadera esencia lanzaroteña y, de paso, sus icónicas bodegas.

Casa tradicional de 2 dormitorios con jardín

Av. Malvasía, 14, Mozaga

 4/p

Más sobre Mozaga

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Ubicado en el corazón de la hermosa isla de Lanzarote, en la región de San Bartolomé, Mozaga es un encantador pueblo rural con calles empedradas y casas encaladas donde el tiempo parece detenerse y la autenticidad de la vida isleña cobra vida.

Rodeado de paisajes volcánicos, antiguos molinos de viento y bodegas tradicionales, Mozaga es el destino perfecto para aquellos que buscan escapar del bullicio de las zonas turísticas más concurridas y sumergirse en la serenidad del día a día local.

Por ello, si buscas paz y tranquilidad, la propuesta de alojamientos en Mozaga que te traemos se convertirá en el lugar ideal donde relajarse y desconectar del estrés diario. Su ambiente apacible y su ritmo sereno harán que disfrutes de unas vacaciones muy especiales lejos del ajetreo de los hábitos de vida actuales.

Situado en el centro de la isla, este coqueto pueblecito es el punto de partida ideal para explorar todas las maravillas que Lanzarote tiene para ofrecer. Su ubicación estratégica te permitirá acceder fácilmente a las atracciones turísticas más populares, pero también a los rincones menos visitados, aunque tan llenos de encanto o más que lo más conocido de la isla.

Mozaga se encuentra muy cerca del Parque Nacional de Timanfaya, y también de otros lugares fabulosos que no te puedes perder, como son los Jameos del Agua, la Cueva de los Verdes o el Mirador del Río. Todos ellos a una distancia que va desde los 15 minutos en coche hasta máximo unos 40 para el mirador.

Puedes hacerte una idea del increíble paisaje que vas a ir viendo en tus salidas desde tu alojamiento en Mozaga. Campo volcánico realmente asombroso, sus pintorescos viñedos, cautivadores pueblecitos, o playas vírgenes de gran belleza.

Y es que la naturaleza de Mozaga es exuberante. Por eso, es el destino perfecto para los amantes de la naturaleza, y también para aquellos aficionados a las actividades al aire libre. Con variedad de senderos para hacer a pie o en bicicleta, aquí encontrarás una amplia oferta de actividades para disfrutar de la belleza natural de la isla.

De obligada visita es el Parque Nacional del Timanfaya, pero también los numerosos senderos que van mostrando las peculiares plantaciones de viña cercanas a Mozaga.

Hablando de viñedos, otro de los atractivos de la zona es, sin duda, sus bodegas, que suelen ofrecer visitas guiadas muy interesantes y en donde se pueden degustar y comprar sus deliciosos vinos isleños. Cerca de nuestros alojamientos en Mozaga encontrarás una interesante oferta de bodegas, e incluso una en el mismo pueblo.

Si te gusta la tranquilidad y la naturaleza en toda su esencia, y además te encanta disfrutar de la cultura y las tradiciones del lugar, elige tus alojamientos en Mozaga. Será todo un acierto, porque vivirás las experiencias más auténticas y originales en este enclave tan único.

La magia de Mozaga está presente en todos sus rincones, pero también en su gastronomía. A pesar de ser un pueblo pequeño, la variedad de platos y productos locales destacan por su sabor y su autenticidad. Como la de sus alojamientos, en donde cada uno cuenta una historia de tradición y cultura canaria.

Anímate a conocer este pequeño paraíso y descubre lo que te proponemos desde Sabbia Suites. Ponte en contacto con nosotros, si necesitas más información.

Alojamientos en Mozaga

ReservarBook